Cámara federal aprueba proyecto que incluye $1,200

La Cámara de Representantes de los EEUU aprobó anoche la Ley Heroes 2.0, una versión revisada de la Ley Ómnibus de Soluciones de Emergencia para la Recuperación Económica y Salud.

Se trata de un paquete legislativo que proporcionaría alivio de emergencia adicional en respuesta a la pandemia de coronavirus.

Si se promulga, Heroes 2.0 asignará más de $2.2 billones en fondos federales para ayudar a abordar las necesidades de la población.

Heroes 2.0 incluye muchas disposiciones que beneficiarían a Puerto Rico en su lucha contra el Covid-19.

Específicamente, incluye una disposición que proporcionaría $1,236 mil millones adicionales para el Programa de Asistencia Nutricional (PAN), un programa que atiende a más de 759,000 familias de bajos ingresos en la isla.

La asignación representa la cantidad solicitada por la gobernadora Wanda Vázquez Garced en una carta de julio de 2020 enviada al Congreso solicitando una asignación de fondos de emergencia para satisfacer la mayor demanda de asistencia nutricional durante la pandemia.

La legislación también proporcionaría fondos para una ronda adicional de Pagos de Impacto Económico de $1,200 por contribuyente y $500 por dependiente. Además, los estudiantes universitarios que son dependientes podrían contarse para los pagos en contraste con las disposiciones anteriores de la Ley Cares.

Además, el proyecto de ley incluye una extensión de la Asistencia por Desempleo Pandémico (PUA, siglas en inglés) y, por tanto, de los beneficios de desempleo de $600 dólares por semana bajo la Ley Cares hasta enero de 2021.

La legislación de estímulo también proporcionaría $21 mil millones a los estados, territorios y tribus para abordar las necesidades continuas de los propietarios que luchan por pagar su vivienda al brindar asistencia directa con pagos de hipotecas, impuestos a la propiedad, seguros de propiedad, servicios públicos y otros costos relacionados con la vivienda.

También incluye $75 mil millones para pruebas de Covid-19, rastreo de contactos, otros esfuerzos de atención médica y 436 mil millones en asistencia a los gobiernos estatales, locales, territoriales y tribales para pagar a trabajadores vitales como socorristas y trabajadores de la salud.

Referencias: El Vocero